Top Ad unit 728 × 90

 Descripción de la imagen

Últimas Noticias

recent
Salesianos de Don Bosco. Paraguay

Padre Eugenio Rodriguez Ovelar


Hermano de sangre del último de los Salesianos fallecidos de esta Inspectoría, el coadjuntor Cecilio, el primer día de enero del año pasado (2014).

Eugenio tuvo su encuentro definitivo con el Señor, el 10 de marzo del presente año 2015. Nacido en la misma numerosa y levítica familia, -de la campaña concepcionera-, a la que Dios bendijo con tres hijos Salesianos: dos sacerdotes, Eugenio y Leocadio, y un coadjuntor, Cecilio. Nuestro Pa’í Eugenio, -el mayor de los tres-, tuvo como los demás hermanos, una larga vida, hermoso regalo de Dios, llena de buenas obras y extenso apostolado, con 86 años de edad, 66 de profesión religiosa en la Congregación Salesiana, y 57 de fecundo sacerdocio.

He aquí la hermosa ofrenda de una dilatada vida consagrada, en este año en que el Papa Francisco lo dedica para que “recemos por todos los consagrados”… Así, esta comunidad Inspectorial Paraguaya lo hace también, al ofrendar hoy la entera vida del Padre Eugenio, a Dios, dueño de toda vida y autor de toda acción y trabajo, en su paso por esta tierra. Y en esta actual Cuaresma que así también nos dispone a todos, para nuestra próxima y definitiva “Pascua” con el Señor Resucitado.

Una familia bendecida con varias vocaciones religiosas.
Sus padres se llamaban Francisco Solano Rodriguez y Leocadía Ovelar: buenísimos y laboriosos campesinos, tanto como católicos a machamartillo.

Educaron ejemplarmente a sus hijos. La familia de los Rodríguez-Ovelar en Hugua Guasú, villorio a pocos kilómetros de la ciudad de Loreto, en el distrito de Concepción se convirtió en una fuente (Yvu, que quiere decir manantial) de numerosas vocaciones religiosas.

Hizo su año de noviciado en Morón, ciudad vecina a Buenos Aires. Hizo su primera primera profesión el 31- enero – 1949 (21 años). Recibió su ordenación sacerdotal el 24 de Noviembre de 1957 en Villada. Tenía 29 años en aquel entonces.
Nunca quiso dejar por ningún motivo la llamada que Dios le hizo con el Sacerdocio. Tampoco jamás dudó de su fuerte vocación de Salesiano como “Educador y buen Pastor para los jóvenes”.

Siempre fue exigente en responder a lo que le exigían los estudios. Era un maestro y un sacerdote bien preparado. Fue un profesor competente. Cursó la Universidad hasta diplomarse en Derecho Civil y Ciencias Sociales, que también le sirvieron para la docencia.


Lo que tenía que enseñar en las aulas y lo que debía predicar en los púlpitos, le llevaba mucha preparación. A menudo escribía lo que iba a enseñar o predicar.
Padre Eugenio Rodriguez Ovelar Reviewed by Don Bosco Paraguay on 9:47:00 Rating: 5

No hay comentarios:

All Rights Reserved by Salesianos Paraguay © 2014 - 2015
Powered By Don Bosco Paraguay, Designed by GS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.