Top Ad unit 728 × 90

 Descripción de la imagen

Últimas Noticias

recent
Salesianos de Don Bosco. Paraguay

Desafíos de los salesianos en el Congo


Los misioneros salesianos que trabajan en la Obra de Don Bosco en en Bukavu, una labor iniciada el 2014, han relatado al ANS la situación actual, las actividades, los retos y las esperanzas para el futuro de esta comunidad.

ANS -  La comunidad está formada por el P. Roberto, recién ordenado sacerdote, ecónomo y director de la escuela. Se encuentra tambiénel Sr. Domingo, salesiano coadjutor, a cargo del laboratorio de soldadura y mecánica y el P.  Piero, Director de la obra.

Todo se ha desarrollado muy rápido. Tuvimos el tiempo justo para tomar posesión de nuestra casa, y ahora tuvimos que estar pensando en la apertura del año escolar que fue el  07 de septiembre. Nuestro centro está ubicado en el Municipio de Kadutu frente a la prisión central y a trescientos metros de la Plaza de la Independencia, donde se puede conocer a muchos niños y adolescentes de la calle que hacen su labor de supervicencia: lavar coches, llevar las maletas y paquetes, limpiar la basura de los canales, robar o mendigar por las calles.

La mayor parte de los muchachos tienen un nivel de intrucción muy limitado. Han participado a la escuela elemental para luego abandonar porque sus familias no han podido pagar la escuela. Otros muchachos, víctimas de la misma situación, han encontrado trabajo en el puerto de Bukavu.

Nuestra presencia  y nuestra escuela ha sido abierta para este tipo de chicos, para darles la oportunidad de aprender un oficio y entrar en el mundo del trabajo. Hemos empezado con un centenar de alumnos. No podemos con mas muchachos, porque nuestro centro es pequeño. Dado que la mayoría de ellos han abandonado la escuela para vivir en la calle, nos parecía adecuado empezar con la alfabetización y un tipo de escuela formativa para tratar de actualizar los conocimientos.

En los dos primeros meses, los chicos han seguido las lecciones de francés y números, luego han tenido actividades deportivas al menos dos veces a la semana y hemos sido capaces de preparar una comida todos los días. Desde mediados de noviembre hemos empezado la formación profesional. Les hemos propuesto a los muchachos a seguir una formación de 8 meses para aprender a ser carpinteros, albañiles  o mecánicos.
La obra salesiana se abre todos los días con los "buenos días" que son dos palabras de aliento pronunciados por un hermano o un animador y se concluye con una breve oración. Tratamos de poner en práctica las tres cosas que Don Bosco recomendaba: la oración, la alegría y el trabajo. A pesar de la estrechez de nuestro espacio, el Centro Don Bosco abre sus puertas a las cuatro tardes toda la semana y se atiende a un centenar de jóvenes que llegan para jugar.

Más de cincuenta muchachos siguen una vez por semana las clases de francés y una introducción a la vida consagrada salesiana. Algunos son del oratorio de la tarde, los demás participan en la escuela por la mañana. También se les ofrece un día de retiro al mes. Esperamos aprender más sobre ellos  para ayudarles a discernir su vocación.  Una docena de jóvenes y adultos siguen un camino para hacerse salesianos Cooperadores, y ya hemos invitado a los exalumnos para formar su propio grupo.

Un grupo bien organizado de personas, religiosos y laicos, se ocupan de la actividad pastoral en la cárcel viviendo de esta manera el Año de la Misericordia con los hermanos presos.

Los salesianos han iniciado un trabajo de formación con los menores de edad que son unos treinta muchachos en la misma cárcel, a los cuales se les ha separado en una sección separada. El Presidente del Tribunal de Menores está de acuerdo con la labor que hacen los salesianos y nos piden acoger a los adolescentes cuando salen de la cárcel, para que puedan aprender un oficio.

Don Bosco ha prometido a los salesianos: pan, trabajo y paraiso. A través de la escuela, los buenos días de la mañana, los juegos, los paseos, las comidas, el oratorio, la oración, en definitiva, con nuestra presencia; queremos transmitir este legado dejado por Don Bosco a la juventud marginada.

En Bukavu, como en todas partes, les damos la bienvenida como una nueva familia, les  enseñamos una habilidad que les permita vivir honestamente, tratamos de mostrarles el amor misericordioso del Señor. Con la ayuda de los hermanos, colaboradores, antiguos alumnos, los colaboradores ..., Don Bosco en Bukavu, día tras día trata de encontrar un camino para construir un futuro con los muchachos dejados al margen de la sociedad.

Fuente: infoans.org

Desafíos de los salesianos en el Congo Reviewed by Don Bosco Paraguay on 16:57:00 Rating: 5

No hay comentarios:

All Rights Reserved by Salesianos Paraguay © 2014 - 2015
Powered By Don Bosco Paraguay, Designed by GS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.