Top Ad unit 728 × 90

 Descripción de la imagen

Últimas Noticias

recent
Salesianos de Don Bosco. Paraguay

121 años del Colegio Monseñor Lasagna




Primera Obra Salesiana del Paraguay

El 23 de Julio de 1896 llegan para fundar el Colegio y quedarse en Asunción los cuatro primeros salesianos, quienes trabajan también en otras obras. 

Venían con el P. Inspector José Gamba. Los cuatro eran: el Director, P. Ambrosio Turriccia, muy dinámico y muy querido por todos; el sacerdote uruguayo, 27 años, P. Domingo Queirolo -quien pasó toda su vida en Paraguay hasta su muerte a los 76 años y fue verdadero patriarca de los primeros años-; el joven acólito Pedro Foglia, músico y luego sacerdote; y el hermano coadjutor Carlos Dugnani, albañil y cocinero del grupo.


Primeros alumnos salesianos con la foto de Monseñor Lasagna.
Desembarco en Asunción 

El 14 de julio de 1896 se embarcan en Montevideo, Uruguay, los que iban a dar comienzo a la Obra Salesiana en tan lejanas tierras, como se creía entonces.

Tras una navegación de 9 días, llegaban a Asunción el 23 de julio. En la prensa asunceña «La Opinión» de ese día se puede leer la siguiente crónica: 

Esta mañana fondeó en nuestro puerto el vapor Urano procedente de Montevideo, trayendo a bordo a los Padres Salesianos que vienen a fundar la Escuela de Artes y Oficios.

Fueron recibidos en el puerto por el Dr. Marías Alonso Criado, quien subió a bordo para desembarcar con ellos.

En el muelle esperaba a los Padres José Gamba, Ambrosio Turriccia, Domingo Queirolo, Pedro Foglia y Sr. Carlos Dugnani, el Secretario de la Diócesis, Dr. Hermenegildo Roa, quien puso a disposición de los viajeros dos carruajes cedidos galantemente por el Dr. Morra, conduciéndoles a saludar al Sr. Obispo Juan Sinforiano Bogarín.

A las 10 fueron a la Casa de Gobierno, siendo presentado por el Dr. Alonso Criado al Presidente de la República, el General Juan Bautista Eguzquiza. Al mediodía almorzaron en el Seminario y de tarde se dirigieron al local que les había sido asignado. 

Llegaron a dicho lugar y se encontraron con un edificio amplio, sin duda, pero carente de las más elementales comodidades y muy necesitado de limpieza. Sus primeros muebles fueron cuatro catres y varias sillas que personas caritativas les proporcionaron. 

El constante y arduo trabajo de limpieza e higienización dejó en pocos meses el Viejo Hospital en condiciones de convertirse en local para la próxima Escuela de Artes y Oficios.


Los diez primeros años en el «Hospital Kué»


Hospital Cué, primer local del Colegio Monseñor Lasagna.
El Gobierno había donado a Mons. Lasagna, por Ley de la Nación, un enorme edificio, tan vetusto que era casi una tapera y se llamaba “Hospital Kué”. Pero el predio era muy grande, las dos manzanas que hoy ocupa el moderno Hospital Militar.


La clausura en setiembre de 1902

Algunos diarios asuncenos critican, mientras otros destacaban los éxitos del Colegio. Ello, por los anticlericales y masones, o por envidia de ciertos empresarios, o por acusaciones de exigencias laborales (menores de edad, horas excesivas de trabajo, castigos físicos que se usaban a veces en la disciplina), o por falta de diplomacia frente a las autoridades estatales. Increíble, pero sucede la clausura. Los «enemigos del Salesiano» se presentan para investigar las denuncias y hechos irregulares.


El Director Turriccia, acostumbrado a la democracia uruguaya, intenta ponerse enérgico. La respuesta fue la «clausura inmediata», incluso con la fuerza policial, del gran Colegio. Se estuvo a punto de que los salesianos abandonaran el país. El pueblo, tan amigo de la Obra Salesiana, ruega que se queden. Todos procuran largas tratativas y el Superior de América, Monseñor Juan Cagliero, obtiene el arreglo definitivo.


La reapertura del colegio con humildad y constancia: Padre Domingo Queirolo (1903-1928)


Patio del Colegio Monseñor Lasagna a principios de 1900. En el fondo, la primera capilla de María Auxiliadora.
En julio de 1903, se obtiene del Gobierno la reapertura. El Director Turriccia es trasladado a Chile y es nombrado nuevo Director, tenaz y paciente, muy trabajador y perseverante, el P. Director Domingo Queirolo.


En Marzo de 1904 se recomienzan las clases con 47 alumnos, todavía en el antiguo local. Este, antes donado, es readquirido por el Gobierno con cierta indemnización, con la que se compra parte de la manzana en donde hasta hoy está nuestro colegio. Se concluyen aquí las edificaciones en 1905: La Capilla, seis piezas para Salesianos y algunas aulas para el Nuevo Colegio.

La vice Parroquia, Parroquia, Santuario Nacional de María Auxiliadora

Desde 1915 (ya antes se trabajaba con la gente del inmenso barrio que costeando el río llegaba hasta Tacumbú) se crea la Viceparroquia, que con el tiempo será nuestro magnífico Santuario: Al principio, durante 80 años, todo se hacía en la Capilla de M.A. (esquina Don Bosco y Humaitá). Desde ahí la devoción a María Auxiliadora llegó hasta los últimos confines de nuestra patria.

Exalumnos - Cooperadores - Guerra del Chaco

Durante la Guerra del Chaco (1932-1935), el colegio se convirtió en un espacioso hospital de sangre, para los heridos del Chaco. Los vecinos traían camas y colchones… Los oficiales y soldaditos que iban a pelear, llevaban al pecho una medalla de María Auxiliadora (70.000 medallas repartidas). La Auxiliadora después se proclamó «Patrona del Ejército Victorioso del Chaco».


La Obra Monseñor Lasagna en los últimos tiempos




En los últimos años, el Colegio se convierte en un grande y ejemplar centro educativo de mucha influencia en toda la capital, con distintos Sectores y Estamentos de la «Obra del Monseñor Lasagna».














121 años del Colegio Monseñor Lasagna Reviewed by Don Bosco Paraguay on 12:56:00 Rating: 5

No hay comentarios:

All Rights Reserved by Salesianos Paraguay © 2014 - 2015
Powered By Don Bosco Paraguay, Designed by GS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.