Top Ad unit 728 × 90

 Descripción de la imagen

Últimas Noticias

recent
Salesianos de Don Bosco. Paraguay

Muere asesinado un misionero salesiano en África



Muere asesinado el misionero salesiano Padre Antonio César Fernández

ANS - Ouagadougou -  Siempre es la hora del martirio. Una trágica muerte ha golpeado a la Congregación Salesiana en el África. Nuestro querido hermano, el Padre Antonio César Fernández Fernández, de la Inspectoría de África Occidental Francofona (AFO), fue asesinado a tiros en una emboscada, por parte de asesinos yihadistas, al promediar las 3:00 p.m. del viernes 15 de febrero de 2019. 

El trágico suceso se produjo tras recibir tres disparos durante un ataque yihadista perpetrado a cuarenta kilómetros de la frontera sur de Burkina Faso. César regresaba a su comunidad en Uagadugú junto a otros dos religiosos que pudieron sobrevivir al asalto, tras celebrar en Lomé (Togo), la primera sesión del Capítulo Inspectorial de aquella Inspectoría.

Antonio César Fernández Fernández, nacido en Pozoblanco el 7 de julio de 1946, fue misionero en diversos países de África desde 1982. Su primer destino fue Lomé y en la actualidad ejercía su ministerio en Burkina Faso. Tenía 72 años de edad y había cumplido los 55 de salesiano y los 46 de sacerdote.

Este ataque se enmarca dentro de la ola de violencia que asola Burkina Faso desde 2015, en un contexto que ha vivido un recrudecimiento de la amenaza terrorista en las últimas semanas tras la celebración de la V Conferencia de jefes de Estado del G5 del Sahel, en la que este país asumió la presidencia rotatoria.



Un verdadero salesiano, un verdadero misionero

A los ojos de Dios toda criatura tiene el mismo e inestimable valor; pero para nosotros los seres humanos, por mucho que nos esforcemos, es más triste y doloroso cuando una persona que conocimos, a quien apreciamos, nos es arrebatada. El P. César Antonio Fernández a lo largo de los años ha dejado hermosos recuerdos incluso entre los Salesianos de la Sede Central Salesiana y en la redacción de ANS.

El P. Eusebio Muñoz, Delegado del Rector Mayor para la Familia Salesiana, fue uno de los más cercanos amigos y colaboradores del P. Fernández. Nacidos en la misma ciudad, en Pozoblanco, asistieron a la misma escuela secundaria y solo los separaba un año de noviciado. El P. Muñoz fue el primero en constatar su proceso vocacional misionero del P. Fernández, cuando, a principios de los años 80, expresó su deseo de ir a servir a los jóvenes africanos. Unos años más tarde, como inspector, fue siempre el P. Muñoz quien nombró al P. Fernández maestro de novicios en aquella región de África.

Era un hombre de una bondad excepcional y de gran inteligencia, convencido de su vocación - recuerda el P. Muñoz-, y cuando estudiábamos en la comunidad de Ronda sus compañeros decían que tardaba una semana en hacer lo que se necesitaba un año para ello”.

“Una vez, mientras yo visitaba las comunidades africanas, fuimos detenidos juntos por milicianos que nos amenazaron y atacaron. Pero quiso quedarse allí y me repitió: `No voy a volver a Europa'. Y compartía todo con los jóvenes africanos: dormía en el suelo, bebía el agua de los arroyos... No había manera de cambiarlo, quería dar testimonio a los jóvenes de su donación total”.

El P. Martín Lasarte, del Dicasterio de Misiones, también tuvo la oportunidad de colaborar en varias ocasiones con el P. Fernández, para organizar algunos eventos en la Región de África-Madagascar. “Transmitió el carisma salesiano a los africanos, como maestro de novicios formó a generaciones de salesianos africanos durante 10 años. No es casualidad que la inspectoría de AFO sea autóctona”.

Era feliz. Su vida se realizaba al servicio de los jóvenes -continúa el P. Lasarte-, el servicio y la disponibilidad eran sus rasgos distintivos. Si le pedíamos traducciones, siempre estaba listo, para organizar, preparar... Ya había dicho que sí a la petición de acompañar el Curso para Misioneros de la 150ª Expedición Misionera, en septiembre próximo”.

En 2011 también concedió una entrevista a la ANS para hablar de las dificultades sociales en Costa de Marfil. En aquella ocasión dio testimonio de su atención concreta a la población necesitada, a los refugiados, a las personas más frágiles... Y también nos habló de su compromiso personal y el de los salesianos para promover el diálogo interreligioso.

“Trabajar con él ha sido una alegría – concluye el P. Muñoz –, y como me han escrito otras personas que lo conocieron, estoy convencido de que también ha perdonado a sus asesinos”.



«Gracias por su hermosa vida» expresó el Rector Mayor en una carta

Hermanos queridos, muchos días en el año recibo la noticia del fallecimiento por causas naturales de hermanos salesianos. Es la ley de la vida, y también nos llegará a nosotros. Pero cuando es así, aún con el dolor de la pérdida, damos gracias al Señor por tantas hermosas vidas generosamente entregadas en el servicio a los demás.

Pero a nuestro hermano Antonio César le han robado la vida, se la han quitado sin ningún motivo. Un hombre bueno y hombre de Dios que, como el Señor, pasó por la vida ‘haciendo el Bien’, especialmente entre su amado pueblo Africano. Pocos meses antes nos habíamos encontrado en Burkina Faso, precisamente en su comunidad en Ouagadougou, donde era director y párroco.

Antonio César se suma a otros tantos mártires de la Iglesia de hoy en el mundo (algunos de ellos salesianos y miembros de nuestra Familia Salesiana).

Les invito a dar gracias al Señor por la hermosa vida de nuestro hermano P. Antonio César. Y también a pedirle al Padre que ayude a esta su Humanidad y Creación a terminar con estas escaladas de violencia que sólo causan daño y muerte. Y quiera el buen Dios que esta sangre, derramada en tierra africana sea semilla de cristianos, seguidores fieles de Jesús, y de jóvenes vocaciones al servicio del Reino.

Descansa en Paz querido César.

Hermanos, sigamos más unidos que nunca en el servicio al Pueblo de Dios y al servicio de los jóvenes más pobres. El mal nunca tiene la última palabra. La Resurrección del Señor nos lo ha puesto en evidencia, y se sigue haciendo realidad, aún en el dolor. Es el Señor quien transforma y hace nuevas todas las cosas.

Un gran abrazo y una oración de todos también por el eterno descanso del P. Antonio César. También nuestro cariño a su familia en Pozoblanco (España) y allí donde se encuentren, y a la querida Inspectoría de AFO en África Occidental a la que pertenecía, y a la Inspectoría María Auxiliadora en España (SMX) donde aprendió a amar a Don Bosco hasta vivir como él.

Con verdadero afecto,


P. Ángel Fernández A., SDB
Rector Mayor










Muere asesinado un misionero salesiano en África Reviewed by Don Bosco Paraguay on 12:17:00 Rating: 5
All Rights Reserved by Salesianos Paraguay © 2014 - 2015
Powered By Don Bosco Paraguay, Designed by GS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.